619 58 37 54​⁠​ info@osteopatiagustavomartin.com

Atiendo semanalmente muchos casos de dolores de cabeza, cefaleas tensionales, migrañas o vértigos en mis centros de osteopatía en Madrid. Y tras resolver estos síntomas, casi todos  mis pacientes me preguntan si el secreto de esta efectividad está en la alineación del atlas.

La respuesta es sí, pero solo en parte. Depende de cada caso y, sobre todo, de la duración y evolución en el tiempo de cada patología. La vértebra atlas es fundamental en el equilibrio de nuestro cuerpo y puede ser clave en estos dolores crónicos que cito, pero no sólo la única llave que cierre el problema.

Muchos pacientes que vienen de realizarse numerosas pruebas previas, como tac cerebrales, de visitar a especialistas como neurólogos, o haberles sido descartados cualquier problema con el otorrino, siendo todas las pruebas no concluyentes, me comentan textualmente: “no me han encontrado nada, pero no consigo una  solución definitiva”.

 

alineacion del atlas

 

Tras pocas sesiones se sorprenden de los cambios tan rápidos a mejor. Aunque si quieres saber si es suficiente con colocar la vértebra atlas para corregir todos los patrones, molestias y dolores que puedan recorrer todo el  cuerpo desde el cuello hacia los talones, te recomiendo leer hasta el final.

 

La importancia de la alineación del atlas

hueso atlasEl hueso atlas es el nombre que se le asigna a la primera vértebra cervical. Es la más superior y la encargada de soportar de 6 a 8 kilos, de peso medio, en la cabeza de un adulto. De hecho, su nombre se remonta a la mitología griega donde un joven titán es castigado por Zeus a “sostener” sobre sus hombros y cuello para mantener separada la tierra del cielo.

La vértebra atlas forma parte de un complejo sistema de engranajes perfectos con sus otras seis vertebras inferiores, que participan de todo un sistema integrado de arterias, vasos sanguíneos, ramificaciones nerviosas, músculos potentes y fascias.

Por lo tanto, no solo los resultados de un atlas desalineado afectarán irremediablemente al buen funcionamiento del sistema nervioso y circulación, si no a todas las demás piezas del puzzle, que también deben “encajar”, trabajar eficientemente y estar equilibradas.

Con una pequeña parte corregida, en este caso la vértebra atlas, no es suficiente para restablecer todos los síntomas ya que cualquier parte del cuerpo desestabilizará a corto plazo todas las demás, que también habrá que corregir en primer lugar. Y es que hay musculatura mucho más potente en el cuerpo como son la de la  pelvis y la de la cintura escapular, que también tendremos que trabajar para tener resultados.

Pero la pregunta que seguro que surge es: si el hueso atlas es solo una pequeña pieza, ¿cómo puede ser tan importante?

 

Cómo alinear el atlas: el caso real de Javier

Para que entiendas mejor la importancia de alinear el atlas, no sólo para el equilibrio, sino para la posición de todo el cuerpo y para el funcionamiento correcto de otros organismos, te voy a contar el caso real de Javier.

Este madrileño de 42 años de edad, diestro, tallador y vendedor de diamantes en la capital desde hace más de dos décadas, sufrió una desalineación del atlas que le fue repercutiendo en malas posturas. A su vez le fue provocando también dolores generalizados de todo tipo en diferentes partes de su cuerpo.

Javier cuida mucho su alimentación y le gusta practicar atletismo y montar en bicicleta de montaña. Aunque no es profesional, lleva muchos duatlones a sus espaldas con muy buenas marcas, pero sus migrañas le impidieron realizar estas pruebas durante más de un año y medio.

Acudió a los mejores especialistas del país que le descartaron a través de varios TAC cerebrales, radiografías y pruebas de audición, relación alguna con sus síntomas.

Tras estar medicado 9 meses, acudir a 25 sesiones de terapia, dos  tratamientos de vértebra atlas de un conocido método, y los párpados hinchados debido a los efectos del botox para combatir sus migrañas crónicas, acudió a mí enviado por otro paciente habitual de mi gabinete, traumatólogo de profesión. Y desde Mirasierra le recibí en mi  gabinete de osteopatía de Madrid centro.

Estos son mis otros gabinetes

Síntomas de la desalineación del atlas y de los desequilibrios corporales añadidos

vértebra atlas

Tras todo este tiempo con esta desalineación de la vértebra atlas y otras demás patologías, Javier presentaba los siguientes síntomas:

  • Dolor de cuello que se le irradiaba desde la parte posterior de la nuca hacia la frente y la parte superior de la cabeza.
    Según él, fue la primera de todas las dolencias y me preguntó si era la causa que le provocaba el dolor  mandibular, vértigos y leves mareos.
    Además le molestaba mucho la luz. No podía salir sin gafas de sol a la calle, y dos semanas antes tuvo nauseas y vómitos.
  • Dolor en la parte superior del hombro derecho, que aunque era intermitente y de poca intensidad, sentía “una sensación de tirantez”.
  • Dedos de la mano derecha adormilados que solo notaba cuando estaba trabajando.
  • Dolores eventuales de una costilla ubicada en la parte izquierda delantera a la altura del pectoral.
  • Dolor lumbar generalizado, sobre todo en el lado derecho y en la zona del hueso sacro (la más inferior), que le molesta al conducir y al estar mucho tiempo de pié parado.

A excepción de todos estos síntomas, Javier nunca había tenido ninguna enfermedad, cirugías o traumatismo, ni enfermedades degenerativas. Estaba completamente sano.

 

La trascendencia de la biomecánica en las vértebras atlas y axis

Tras conocer todos estos síntomas realicé una primera valoración osteopática en camilla y comprobé que estaban afectadas las vertebra atlas y axis (que es su subyacente), en una subluxación vertebral. Tal y como le habían indicado los especialistas en alineación de la vértebra atlas que consultó.

Fiel a mis principios como osteópata le realicé una valoración global, y revisé todo el cuerpo porque sospechaba de una descompensación total que arrastraba diferentes disfunciones desde la cabeza a los pies. De esta forma encontré las siguientes anomalías:

  • Contracturas a ambos lados de la musculatura suboccipital de la nuca y trapecios. Estaba más acusado el lado derecho, que atrapaba a la parte transversa del atlas y a la mucho más importante, arteria vertebral, que le impedía el flujo normal de la sangre hacia el cráneo.  De ahí los síntomas de mareo, vértigos, vómitos y adormecimiento de los dedos.
  • La musculatura del cuello refería una tensión excesiva, subluxando la vertebra C4. Tras descartar una lesión mecánica en el hombro, refería una molestia de carácter reflejo hacia el hombro (la sensación de tirantez sin dolor que comentaba en los síntomas).
  • Un bloque muscular del lado izquierdo desde la vertebra D1 a la vertebra D6, por efecto de la compensación de nuestro protagonista diestro. Encontré una fijación muy acusada de la vertebra D4 junto con su costilla (responsable del dolor que nos comentaba a la altura del pecho).
  • La compensación de la columna en un esfuerzo por mantener su verticalidad compensa con un fuerte bloque de musculatura contracturada de todo el lado derecho (dolor lumbar).
  • Anteversión del lado derecho de la pelvis (está hacia delante en una posición antinatural), que arrastra al hueso sacro y lo bloquea en una rotación y lateralización izquierda (causante del dolor cuando está mucho tiempo sentado o de pié).
  • Disfunción de la cadera derecha en rotación externa, por lo que su rodilla diestra también es arrastrada por ella hacia una rotación externa. Por suerte no afectaba al pié ni a su pisada.

 

colocar vertebra atlas

 

Cómo colocar la vértebra atlas y resolver sus consecuencias con osteopatía

 

Tras esta valoración osteopática de la primera sesión y el posterior abordaje manual, trabajé durante dos sesiones más, espaciadas en 7 días, mediante técnicas de fascioterapia, osteopatía estructural, craneosacral y masajes.

Así logramos (hablo en plural porque el apoyo del paciente es fundamental) restablecer todas y cada una de las partes afectadas comentadas más arriba. También conseguimos un equilibrio total de toda la columna y las extremidades afectadas desde su origen: la subluxación de las vértebras atlas y axis.

De momento, ya han pasado cinco meses (fecha de la publicación de este artículo) y Javier no ha vuelto a tener ni siquiera un leve dolor de cabeza. Ahora sólo me visita una vez al mes, aprovechando su día de descanso, para no volver a caer en una acumulación de dolores y desequilibrios de este tipo nunca más.

El ejemplo de Javier es un caso personalizado. No todos los síntomas pueden achacarse a una sola causa, como en este, que era la vértebra axis. Y es que el cuerpo no funciona así. Siempre intentará ayudarnos compensando nuestra falta de movilidad, una función que es agradecida a corto plazo, pero que si no solventas rápidamente derivará en otras lesiones como pago por nuestra falta de compromiso hacia él.

Para bruxismo, migrañas, vértigos, lumbago, dolor de espalda o mareos recientes, la alineación del atlas puede ser la causa única o principal, pero si lo dejas pasar en el tiempo, será un cúmulo de molestias y disfunciones derivadas.

En todos los años que llevo trabajando como osteópata en Madrid, muy pocas veces he visto lesiones aisladas, porque de eso se encarga la osteopatía: de un trabajo global.

 

“Éste es el secreto de mi efectividad: el trabajo osteopático integral”