619 58 37 54​⁠​ info@osteopatiagustavomartin.com

¿Sabías que más del 30% de las incapacidades laborales que se producen en nuestro país se deben a casos de artrosis?

Así lo destaca la Guía de Buena Práctica Cínica en Artrosis elaborado por la Organización Médica Colegial y el Ministerio de Sanidad y Consumo.

Uno de los tipos de artrosis más frecuente es la artrosis cervical, que suele afectar a personas mayores de 50 años, tanto hombres como mujeres.

De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 73 % de las personas mayores de esta edad suelen padecer patologías articulares o muestras de signos radiológicos de artrosis.

También conocida como cervicoartrosis, es una enfermedad degenerativa y, en muchas ocasiones, asintomática. Además, ese desgaste perdido no se recupera, pero sí se puede “detener o frenar” a través de buenas prácticas como la osteopatía.

Si te encuentras en este espectro o sabes de algún familiar o conocido que pudiera padecerla, sigue leyendo este artículo para conocer mi tratamiento para la artrosis cervical y algunos remedios para paliar el dolor y frenar la enfermedad.

 

Qué es la cervicoartrosis

Como cervicoartrosis o artrosis cervical nos referimos a la degeneración de los cartílagos de la columna cervical. Concretamente afecta en mayor medida a los discos intervertebrales superiores: C5-C6 y C6-C7.

En este sentido, seguro que te sonará también el término ‘espondilosis cervical’, que se refiere  al desgaste relacionado con la edad y que afecta los discos intervertebrales del cuello. A medida que estos discos se deshidratan y se encogen aparecen signos de artrosis, e incluso protuberancias óseas a lo largo de los bordes de los huesos, llamadas osteofitos.

El signo más característico de la cervicoartrosis, que suele ir evolucionando gradualmente, es la pérdida de movilidad en las vértebras.

La degradación del cartílago conlleva a un pinzamiento del espacio articular debido a la pérdida de líquido sinovial. Al haber menos movilidad de la articulación, el flujo sanguíneo baja y  líquido sinovial, que funciona como amortiguador, va desapareciendo.

 

cervicoartrosis

 

Causas del desgaste de la columna cervical

La artrosis cervical está íntimamente ligada con el envejecimiento. De ahí que las personas más propensas a padecer esta patología sean las mayores de 50 años.

No obstante, estas son algunas causas más comunes de la cervicoartrosis:

  • Traumatismos previos
  • Lesiones ocasionadas por esfuerzos repetitivos, bien en la práctica deportiva o en la laboral
  • Malas posturas
  • Malformaciones congénitas
  • Sobrepeso
  • Factores genéticos

 

Síntomas de la artrosis cervical

El síntoma más frecuente de este tipo de artrosis es la cervicalgia. Este dolor de dolor de cuello se puede manifestar de las siguientes maneras:

  • Al moverlo
  • En forma de molestias temporales o intermitentes
  • Al sentirlo rígido, sobre todo al despertar por las mañanas
  • En dolores crónicos
  • Molestias en la parte inferior, que incluso se va a los hombros
  • En ciertos casos es posible sentir irradiación o dolor reflejo en el brazo, la mano o los dedos. Un ejemplo claro es el adormecimiento de manos, conocido como ‘parestesia’.

En algunas ocasiones la cervicoartrosis no produce síntomas y se detecta en las pruebas diagnósticas cuando los dolores persisten, o cuando estos diagnósticos por imagen se realizan por otras patologías.

 

cervicalgia

 

 

Remedios y consejos para frenar la cervicoartrosis

 

Hay diferentes métodos y vías para combatir esta patología.

Los médicos especialistas en tratar la artrosis cervical son el reumatólogo y el traumatologo. Lo más habitual es recetar analgésicos y antiinflamatorios, y relajantes musculares para los dolores más agudos o en los casos que existan contracturas en trapecios y cervicales.

Por otro lado, además, suelen recomendar calor como apoyo a estos fármacos.

Para detener la cervicoartrosis y paliar el dolor, también puedes seguir estos consejos naturales:

  • Ejercicios de estiramientos
  • Actividad deportiva adaptada a tus necesidades como la natación, pilates o el yoga.
  • Mantener una buena postura
    • En el día a día: cabeza centrada sobre la columna vertebral, los hombros alineados con las caderas y a la hora de trabajar frente al ordenador, colocar el monitor a la altura de los ojos.
    • También por la noche. Conoce la mejor postura para dormir.
  • Si tienes sobrepeso intenta bajar unos kilos para reducir la tensión en las articulaciones
  • También es muy importante también mantener una buena salud de toda espalda ya que repercute inevitablemente sobre el cuello.
  • Suplementos alimenticios como el colágeno con magnesio también ayudan.
  • El harpagofito y la cúrcuma rebajan el dolor y la inflamación, sobre todo tu estómago no tolera la medicación.
  • Tratamiento osteopático. Las terapias manuales e indoloras como la osteopatía ayudan a corregir la postura, alinear la columna vertebral y, también, a fortalecer el cuello y otros grupos musculares asociados, entre otras muchas funciones que ahora te voy a detallar.

 

Tratamiento para la artrosis cervical con osteopatía

 

tratamiento para la artrosis cervical

 

Aunque el desgaste de los huesos es irrecuperable, la osteopatía sí que ayuda a parar esta degeneración.

Durante todos estos años trabajando como osteópata en Madrid he aprendido que es muy importante averiguar si hay otras lesiones que puedan estar afectando al cuello.

Te pongo un claro ejemplo: si existe alguna lesión en un hombro y la patología persiste en el tiempo puede que  no existan resultados satisfactorios.

El objetivo de mi tratamiento para la artrosis cervical, que realizo en mis gabinetes de osteopatía de la región madrileña, es frenar la enfermedad evitando que se produzcan otras patologías más graves como hernias discales cervicales.

Así, durante mis sesiones de osteopatía me centraré en las siguientes tareas:

  • Ganar el mayor grado de movilidad posible
  • Aumentar la elasticidad del cuello
  • Eliminar la rigidez y el dolor
  • Aumentar el riego sanguíneo para mantener una buena nutrición de los tejidos
  • Quitar los dolores de cabeza o migrañas que suelen ir asociados

Además de todas estas acciones que te acabo de explicar, te pautaré los ejercicios más adecuados para “automantener” tu artrosis cervical por tu cuenta.

 

¿Quieres empezar a poner solución a tu cervicoartrosis?

Y si te apetece profundizar más sobre esta enfermedad degenerativa, te invito que conozcas las semejanzas y diferencias entre artritis y artrosis.

Todos los artículos y consejos contenidos en este artículo y página web, en ningún caso excluye, ni sustituye, cualquier tratamiento médico, fisioterapeútico, psicológico, farmacológico convencional o cualquiera relacionado en materia sanitaria, por lo cual ,ésta declina toda responsabilidad derivada de su interpretación y lectura ,así como la de los link internos que puedan existir, informando únicamente de otras fuentes alternativas de información. Consulte siempre a su especialista en medicina antes de tomar cualquier decisión sobre su salud.