Seguro que en más de una ocasión, a lo largo de tu vida, has tenido un dolor repentino e intenso en la parte baja de la espalda. Esto se conoce como lumbalgia aguda.

Este dolor se produce en tan solo un instante. Es tan rápido que apenas te avisa, ni siquiera con una pequeña llamada de atención de molestia.

Ocurre en tan solo unos segundos,  y suele estar provocado por algún movimiento: al incorporarte de la cama, al agacharte para simplemente ponerte los calcetines, o doblar la espalda hacia el lavabo para lavarte los dientes.

Son unos gestos tan sencillos y que repites cientos de veces todos los días, que no comprendes como puede generar un dolor tan intenso que te deja completamente inmovilizado.

¿A ti te ha pasado alguna vez? No te preocupes porque hoy voy a explicarte algunos remedios para la lumbalgia aguda, que puedes hacer en tu casa, bien en esos primeros momentos de dolor o los días posteriores.

 

Qué es la lumbalgia aguda

La lumbalgia aguda es simplemente  un dolor lumbar en la zona más inferior de la columna, y que sufren alguna vez en su vida entre el 80 y 90% de las personas.

Según varias estadísticas, al menos la mitad de población española padece un ataque de lumbago en un periodo de seis meses.

Los más afectados son los adultos, con una franja de edad comprendida entre 30 y 60 años, y se produce más frecuentemente en mujeres.

Esta lumbalgia aguda es uno de los principales motivos de asistencia a urgencias en nuestro sistema sanitario y, también, una de las causas de baja laboral más frecuente en España.

Asimismo, según la sociedad española del dolor, la incorporación al puesto de trabajo en personas con esta patología de más de seis meses de duración es de un 50%. Mientras, en las lumbalgias crónicas es de más de un año de duración, lo que genera millones de euros de pérdidas y gastos a las empresas.

 

lumbalgia mecanica

 

Causas de este intenso dolor de espalda baja

Las causas de una lumbalgia aguda pueden ser provocadas por diversos motivos, entre los que destacan:

  • Infecciones y/o disfunciones del sistema visceral, ocasionados por algún órgano abdominal que genera dolores reflejo o síntomas irradiados.
    Esta patología es muy importante y, muy a menudo, pasada por alto por la medicina convencional, y más cuando puede contribuir y provocar hernias de disco.
  • Tipo de alimentación. Los malos hábitos nutricionales influyen directamente en los órganos viscerales como en el intestino, el riñón o en el colon, provocando y agravando los problemas de lumbalgia .
    Conoce estos hábitos saludables para el aparato digestivo que indirectamente influirán también es la salud de tu espalda.
  • Factores psicológicos. Problemas derivados de la ansiedad, depresión, acontecimientos estresantes.
  • Factores micro-traumáticos u ocupacionales. La Lumbalgia mecánica está fundamentalmente provocada por trabajos físicos duros en los que repetidamente haya que  tirar, empujar o levantar peso, flexionar, extender  o rotar la espalda repetidamente. También repercute en personas con trabajos muy estáticos de pié o sentado durante muchas horas.
  • Caídas, accidentes, fracturas, distensiones o roturas musculares también son las causantes de una lumbalgia aguda traumática.
  • Enfermedad discal u óseas: artrosis, osteofitos, protusión discal o hernia discal lumbar.
  • Otras patologías asociadas a tumores óseos u orgánicos.

 

Lumbalgia aguda: síntomas más frecuentes

 

tratamiento para lumbalgia aguda

 

Como te explicaba al comienzo de este artículo, el primer y más característico síntoma de lumbalgia aguda  es un dolor localizado entre la parte baja de la espalda y/o zona glútea.

La musculatura generalmente está totalmente contraída en un espasmo continuo que imposibilita los movimientos más simples. Por tanto, normalmente, en estos tipos de lumbago suele haber una o varias “subluxaciones vertebrales” que impiden a las vertebras estar en su posición adecuada. Y estas vértebras pueden generar un dolor punzante al tacto.

Mientras, en las lumbalgias agudas provocadas por hernias discales, además de los síntomas citados anteriormente, el dolor irradiado se expande desde la parte anterior del muslo hasta el  talón y dedos.

Identificar el tipo de dolor y sus causas reales es de suma importancia. Este diagnóstico diferencial del dolor lumbar le corresponde al médico. Y más concretamente a los especialistas en traumatología.

Aunque medicamente no hay ninguna clasificación muy  detallada sobre las lumbalgias agudas, algunos especialistas las catalogan como lumbalgia específica y lumbalgia inespecífica, llegando esta última a un porcentaje del 80%. Es decir, no saben el por qué ni la razón.

 

Duración de un dolor de espalda agudo

En términos médicos una lumbalgia aguda es la que tiene una duración de menos de seis semanas. Si su duración es mayor, se denomina lumbalgia crónica.

En mis gabinetes  de osteopatía de Madrid o, incluso  por teléfono, es muy habitual que me contacten para preguntarme ¿cuánto tiempo tarda en curarse una lumbalgia?

Pues esta es una pregunta muy  difícil de responder. Y es que como te decía más arriba, depende de múltiples factores. No obstante, de lo que sí estoy seguro y me reafirmo en ello, es que “no existen las lumbalgias inespecíficas”. Siempre hay una causa.

Por mis años de experiencia en esta profesión estoy convencido de la importancia de escoger a un buen osteópata que trabaje  tu problema desde un punto más concreto  a un nivel global corporal. Es decir, que no se centre solo  en tu síntoma, si no en la causa principal que provoca tu dolor: “siempre hay una causa y hay que encontrarla”.

Un buen profesional te ayudará a cambiar hábitos, enseñarte los ejercicios más adecuados para tu caso personal y llevar un seguimiento de tu evolución.

De todas formas, lo más importante es tu compromiso personal para llevarlos a cabo  y trabajar diariamente en tu propia recuperación.

 

lumbalgia aguda tratamiento

 

Consejos para la lumbalgia aguda

 

Seguramente la razón por la que estás leyendo este artículo es porque en este mismo momento ya tienes un ataque de lumbalgia aguda o algún familiar cercano te ha pedido ayuda.

Como ya sabrás, este dolor en la espalda baja puede haber sido el resultado repentino de algún gran esfuerzo físico o algún pequeño movimiento. Tal vez el dolor puede haberse instaurado poco a poco hasta dejarte bloqueado.

Sea cual sea el motivo y suponiendo que ya has pasado por el médico de urgencias o pautado con medicación por tu doctor de cabecera, voy a enseñarte algunos #osteoconsejos para que sepas cómo mejorar el dolor agudo de espalda.

Con ello conseguirás  disminuir tu dolor hasta que puedas concertar una cita con tu osteópata o terapeuta habitual para que te realice un trabajo mucho  más completo, específico y global.

 

1. Termoterapia. Calor seco para relajar la musculatura contracturada

 

remedios para la lumbalgia 

 Generalmente, los dolores de espalda baja y lumbago  generan una fuerte contracción de la musculatura para vertebral y de la parte glútea.

Para aliviar este tipo de dolor muscular y si no es provocado por una inflamación (en este caso lo más conveniente sería utilizar frío), es mejor aplicar calor. Y es que la termoterapia ayuda a mejorar la circulación y reduce los espasmos musculares.

Durante un ataque de lumbalgia aguda es frecuente que creas que el calor no te está reportando ninguna ayuda a corto plazo, pero sí lo está haciendo. Se constante y paciente para aplicarlo cuantas veces requieras en periodos de 15 o 20 minutos.

Es importante que no solo lo apliques en la zona dolorosa, si no a lo largo de toda la columna vertebral, desde las zonas más altas, pasando por la zona media de la espalda, hasta llegar a la zona lumbar y glútea.

Para ello puedes utilizar sacos térmicos de semillas o una manta eléctrica.

 

2. Crema antiinflamatoria natural para mejorar el dolor lumbar

Las cremas antiinflamatorias son una gran ayuda para los dolores articulares y musculares. Te aconsejo que utilices la cremas antiinflamatorias lo más naturales y libres de químicos posibles.

Una buena crema natural suele llevar varios tipos de  plantas, todas de ellas con poder analgésico tales como harpagofito, árnica , caléndula, etc.

Combinadas te ayudarán a pasar mejor los primeros  síntomas agudos del lumbago. Aplícalas sobre la zona afectada después de aplicarte el calor y por la mañana al levantarte para calentar la musculatura.

 

dolor de espalda baja physiorelax

 

3. Reposo inicial los tres primeros días

Si ya has tenido un episodio de lumbalgia aguda, ya sabrás que cualquier mínimo movimiento provoca un dolor muy fuerte. En principio, aproximadamente los primeros tres días hay que afrontarla con un reposo total  y los analgésicos pautados por tu médico.

Pasados los días de dolor más fuerte es conveniente un “reposo relativo”, alternando periodos de descanso con actividades de poca intensidad como caminar despacio.

Durante la crisis más aguda, evita aquellos movimientos que te provocan más dolor. Luego,  más adelante podrás trabajar con tu osteópata sobre esos gestos que te provocan dolor.

 

4. Cuida tu higiene postural para dormir

La importancia de la una buena postura en la cama en procesos de lumbalgia aguda es esencial.

Vigila tu postura durante la noche para descansar la columna y no generarla más tensiones innecesarias.

Te invito a leer este artículo detenidamente y te animo a ponerlo en práctica todos los días, tu espalda te lo agradecerá desde la mañana siguiente. ¿Cuál es la mejor postura para dormir?

 

¿Quieres eliminar tus dolores de espalda baja con osteopatía?

 

Todos los artículos y consejos contenidos en este artículo y página web, en ningún caso excluye, ni sustituye, cualquier tratamiento médico, fisioterapeútico, psicológico, farmacológico convencional o cualquiera relacionado en materia sanitaria, por lo cual ,ésta declina toda responsabilidad derivada de su interpretación y lectura ,así como la de los link internos que puedan existir, informando únicamente de otras fuentes alternativas de información. Consulte siempre a su especialista en medicina antes de tomar cualquier decisión sobre su salud.