619 58 37 54​⁠​ info@osteopatiagustavomartin.com
¿Sabías que el cuello es una de las partes del cuerpo más predispuesta a sufrir lesiones?
La razón es que, en comparación con otras zonas, solo está protegida por la piel y una fina capa de músculos.

Y una de las disfunciones más comunes que suele aparecer en esta región es la contractura cervical.

Algunos estudios indican que el dolor en la zona del cuello tiene una prevalencia media anual de un 23%, fundamentalmente en países desarrollados y zonas urbanas. De hecho, el dolor cervical es la cuarta causa más frecuente de incapacidad laboral temporal en España.

Además de golpes y accidentes, sus causas están muy relacionadas con nuestros hábitos diarios, como te mostraré más adelante. Pero en este artículo te voy a hablar también de los síntomas de las contracturas cervicales, su relación con los mareos y, también, su solución con las terapias manuales como la osteopatía.

Y es que, aunque tener contracturas en el cuello puede ser algo muy común, eliminarlas y que no vuelvan a aparecer o que no se hagan crónicas no es tan sencillo. Es necesario un tratamiento integral para tener resultados permanentes en el tiempo.

contracturas cervicales y mareos

 

Qué es una contractura cervical

Para que entiendas qué es una contractura cervical es necesario saber cómo está conformado el cuello. Es la parte del cuerpo que hace de enlace entre la cabeza y el tronco. Esta región cervical está formada por diferentes órganos: venas, arterias, tendones, cartílagos, vértebras, discos intervertebrales y músculos.

Estos últimos (en total hasta 20 músculos) que son los que conectan el cráneo y la parte más alta de la columna con la clavícula y el tórax entre otras estructuras, son los responsables de dar movilidad y estabilidad a la cabeza.

Cuando las fibras musculares de esta zona se acortan o tensan y se comprimen los vasos sanguíneos, es cuando se origina una contractura cervical. Por tanto, las contracturas cervicales son un acortamiento de estas fibras que generan rigidez y, como consecuencia, dolor.

De todos los músculos que componen esta región, los más afectados son los trapecios y el elevador de la escápula y el esternocleidomastoideo.

 

Principales causas de la contractura cervical

Una contractura cervical puede estar generada por distintos factores que terminan influyendo en estos músculos que conforman o se encuentran cerca del cuello.

Una de las causas más comunes son las malas posturas adoptadas al trabajar, sobre todo a la hora de sentarnos en frente del ordenador o cuando estamos con la tablet o el móvil que adelantamos la cabeza y mantenemos el cuello en tensión.

Otro de los motivos es el Whiplash o latigazo cervical, que se origina por un “mecanismo de extensión-flexión forzada del cuello”, muy común en los accidentes de coche por colisión.

No obstante, hay otras muchas causas asociadas, de las cuales te destaco las siguientes:

  • Malas posturas al dormir
  • Falta de movilidad en el cuello (si lo tenemos quieto mucho tiempo)
  • Falta de elasticidad según nos vamos haciendo mayores.
  • Golpes en la zona
  • Tensión generada por episodios de estrés o ansiedad

 

contractura cervical bulto cuello

 

Síntomas de las contracturas cervicales más destacados

 

El principal indicio de las contracturas cervicales y, por tanto, el más común, es el dolor intenso en la zona, que a veces suele venir acompañado de cierta limitación en los movimientos de la cabeza.

Aún así, hay otros más síntomas que quiero resaltarte:

  • Cierta inflación en el cuello que es visible físicamente en forma de bultos o nudos.
  • Espasmos musculares u hormigueos en los brazos que pueden llegar incluso a las manos y los dedos.
  • Cefalea tensional
  • Mareos cervicales
  • Desalineación del Atlas. Al existir contracturas en la zona occipital y en los segmentos cervicales altos, suele haber mal posicionamiento de la vértebra Atlas. Sobre todo si la contractura lleva ya tiempo.

Normalmente, esta disfunción musculo esquelética no suele provocar problemas graves. Pero es importante darle solución rápida. Y es que no hay un tiempo específico o aproximando de curación. Las contracturas cervicales pueden durar toda la vida si no se tratan.

 

Tratamiento para la contractura cervical con osteopatía

 

contractura cervical tratamiento

 

Ahora que ya conoces los síntomas de las contracturas cervicales más habituales, te voy a explicar la solución que existe mediante la osteopatía.

Como siempre incido a mis usuarios y en mis artículos del blog, una buena valoración inicial y un tratamiento integral permiten obtener resultados permanentes.

Con una exploración exhaustiva de todo el cuerpo se puede conocer el verdadero origen. Por ejemplo, los problemas de hombro, espalda y dolor mandibular siempre afectan al cuello. Pero es que incluso, una mala pisada, a la larga producirá contracturas cervicales.

Por mi experiencia como osteópata en Madrid, la solución más efectiva es la combinación de la osteopatía con la fascioterapia. Esta técnica trata directamente los tejidos implicados (de manera suave e indolora) en las contracturas, llegando a relajarlos y reactivando la homeostasis corporal.

Además, como elemento diferenciador, en mis gabinetes utilizo un escáner termográfico que me ayuda a detectar posibles anomalías del sistema nervioso y las subluxaciones vertebrales, que generalmente siempre acompañan a las contracturas cervicales, en procesos de media y larga evolución.

 

Consejos para evitar al dolor de cuello

 

contractura cervical sintomas

 

En mis sesiones de osteopatía siempre me gusta dar algunas recomendaciones y pautas para realizar en casa.

Si aún no has venido a visitarme y en algún momento has buscado en internet cómo se cura una contractura en el cuello, puedes seguir estos consejos para la fase inicial antes de acudir a un profesional:

  • Calor local en la zona
  • Ligeros automasajes
  • Duchas de agua caliente
  • Antinflamatorios habituales. Aunque yo te recomiendo plantas con propiedades antiinflamatorias como el harpagofito o la cúrcuma
  • Cremas antinflamatorias, a ser posibles naturales
  • Estiramientos diarios, pero no solo en las cervicales

 

¿Te sientes relacionado/a con los síntomas de las contracturas cervicales que te he mencionado y quieres poner solución a tus dolores?

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR ESTE ARTÍCULO: