619 58 37 54​⁠​ info@osteopatiagustavomartin.com

Hoy te voy a hablar de una patología molesta, tremendamente tediosa y que influye en mayor o menor grado en todos los aspectos de la vida cotidiana de las personas que desgraciadamente lo sufren.

Me refiero al síndrome de atrapamiento del nervio pudendo, conocido coloquialmente como síndrome del ciclista. Y es que luchar contra la neuropatía del nervio pudendo es afrontar cada nuevo día con la incertidumbre de cómo acabará.

Actualmente en España, somos pocos los osteópatas especializados capaces de realizar un estudio físico y poder trabajar sobre ella, aunque el número de casos de los que nos ocupamos  es muy elevado, tanto de afectados  de nuestro país como de otros lugares. Sobre todo latinoamericanos que se desplazan aquí para trabajar su proceso mediante el tratamiento manual.

Por ello, en este artículo me quiero enfocar en este síndrome del ciclista y en todas las personas que sufren todavía en silencio esta dolencia.

Si es tu caso o, conoces a alguien cercano que lo padezca, espero que estas líneas te ofrezcan información valiosa para reconfortarte y animarte a buscar otras soluciones. Bien para librarte de ella definitivamente o, al menos, aliviarte  para conseguir una vida un poco más plena.  

¿Qué es el mal del ciclista?

Es una patología dolorosa, incapacitante y emocionalmente agotadora. Ya no solo  por el peregrinaje médico por el cual hay que atravesar en sus primeras fases, sino por la frustración  que genera día a día ese sentimiento de impotencia, esa imposibilidad en los casos más graves que impide entre otras cosas:

  • Sentarse en la oficina.
  • Jugar con los hijos.
  • Satisfacer plenamente a la pareja
  • Abandonar prácticamente cualquier actividad física.

Y en este caso de la realización de ejercicio, no digamos  ya practicar salidas en bicicleta, que inevitablemente se posponen ante la necesidad de realizar una vida medianamente agradable.

El síndrome del ciclista también llamado síndrome de atrapamiento del nervio pudendo (S.A.N.P.), es una disfunción neurálgica tremendamente desconocida y complicada de diagnosticar por los facultativos médicos.

El dolor perineal por bicicleta se produce por una compresión e irritación del nervio pudendo, tanto en ciclistas amateur como profesionales.

Este nervio motor y sensitivo es el responsable de las funciones uro-genitales tanto en el hombre, como en la mujer, provocando dolor pélvico crónico.

No obstante, quiero aclararte que, si bien es cierto que hay una gran cantidad de incidencia entre ciclistas, también es diagnosticado (acertadamente o no) en personas que jamás han montado en bicicleta o, incluso que ni siquiera han practicado ningún deporte en su vida.

Para no extenderme demasiado en este artículo te invito a conocer todas las causas de la neuralgia del nervio pudendo y las distintas soluciones propuestas por la medicina alopática en uno de mis post más visitados: “Cómo solucionar el atrapamiento del nervio pudendo con osteopatía”.  

nervio pudendo cliclista  

Síntomas de dolor pélvico en ciclistas

El dolor perineal en hombres o mujeres que practican el ciclismo y que están sentados en la bicicleta, incluso durante periodos muy cortos de tiempo, es uno de los primeros signos y pistas muy habituales de un inicio del síndrome del ciclista.

Es muy importante que pongas remedio en su primera fase para frenar los estados más avanzados.

Observa en estos primeros inicios si el dolor se agrava en cualquier otra superficie plana y notas cierto alivio al ponerte al pedalear de pie, también te pondrá en alerta el notar cierta “parálisis” a la hora de orinar en tus salidas tanto en bicicleta de carretera como de montaña (MTB).

Mientras, en estados más avanzados de atrapamiento del nervio pudendo estos son los síntomas más habituales:

  • Dolor y calor en la parte del pubis y de la zona inguinal.
  • Dolor en el ano tras defecar que puede mantenerse durante varias horas después.
  • Quemazón en toda la zona de la pelvis menor, puede ser dolor punzante, eléctrico, o ambos.
  • Dolor al simple roce de la ropa interior.
  • En ocasiones, dolor glúteo, lumbar y ciático, enmascarando y solapando con una hernia discal.
  • En las mujeres, dolor en el área del clítoris y ardor en la vagina que impiden una vida sexual satisfactoria.
  • En los hombres, dolor en todo el pene, escroto y especialmente en el glande, que en un principio del S.A.N.P, les provoca “cierta molestia” más o menos pasajera y de poca intensidad, pero que se agrava con el paso del tiempo con dolor en la eyaculación hasta que se convierte imposible poder mantener relaciones sexuales con cierta normalidad.
  • También en los hombres, disfunción eréctil.

 

¿Cómo saber si tengo atrapamiento del nervio pudendo?

  sindrome del ciclista 

Como te comentaba al principio, el síndrome de atrapamiento del nervio pudendo o síndrome del ciclista es realmente difícil de diagnosticar médicamente.

Por ello, es muy habitual dentro de los inicios, realizar innumerables visitas a diversos especialistas, ginecólogos, neurólogos, traumatólogos, etc, hasta encontrar esas primeras pistas.

La dificultad que entraña diagnosticar un verdadero S.A.N.P reside en la infinidad de síntomas similares con otro tipo de patologías. Pueden ser causas añadidas que se solapan, enmascaran, se entremezclan y despistan a los diversos especialistas.

Te destaco en este sentido, desde problemas ginecológicos, infecciosos, traumatológicos, procesos pélvicos crónicos, degeneraciones y hernias discales, disfunciones viscerales no patológicas y, sobre todo, las alteraciones biomecánicas generales con las que estamos acostumbrados a trabajar los osteópatas integrales.

Todas estas descompensaciones corporales producen estos procesos de compresión e irritación del nervio pudendo.

Por tanto,  no solo un estudio físico exhaustivo de los diferentes especialistas que te acabo de comentar es tremendamente útil, pero solo es un principio.

Un experto en biomecánica e integración osteopática se hace imprescindible para determinar todas las alteraciones que lo afectan, ya que puede llegar a diferenciar por partes y sistemas toda esta maraña de información y separarla para poder trabajarlas por partes, fases y sistemas, con cierto éxito.  

 

Consejos para aliviar el dolor por el sillín de la bicicleta 

  dolor perineal bicicleta

Antes de de explicarte las soluciones que ofrece la osteopatía al síndrome del ciclista quiero ofrecerte unos consejos para aliviar y/o prevenir este dolor pélvico al montar en bicicleta.

  • Escoge un sillín de alta calidad. Evita que sea poco cómodo o demasiado estrecho, y que se adapte bien al ancho de los huesos que conforman la parte más baja de la pelvis, conocidos como isquiones.
  • Ajusta la inclinación del sillín para disminuir el exceso de tensión en toda la zona
  • Elije el culotte adecuado. Intenta que no se mueva hacia arriba o hacia abajo al pedalear.
  • No te pongas ropa interior debajo del culotte
  • Cambia de posición de vez en cuando
  • Usa cremas para aliviar y prevenir las fricciones o rozaduras.

Para saber más pincha aquí.  

 

Soluciones al síndrome del ciclista con osteopatía

  dolor perineal hombre

Si sufres este dolor perineal por montar en bicicleta o si también lo padeces aunque no practiques el ciclismo, existe existe una alternativa para trabajar el atrapamiento del nervio pudendo con osteopatía.

Una vez que estamos realmente seguros y tras comprobar que nos encontramos ante un verdadero S.A.N.P., podemos ser mucho más certeros en proponer la osteopatía integral y la fascioterapia como una posible ayuda y, en los casos más favorables, la solución.

“La osteopatía es la encargada de regular todas las estructuras biomecánicas corporales de las que parte de base este comportamiento inflamatorio, de compresión, cizallamiento e irritación del nervio pudendo”.

Tras varios años de experiencia y ver casos muy diferentes en mis gabinetes de Madrid, nunca he visto ni siquiera un aceptable comportamiento de mejora “estable” sin tener en cuenta el apunte que te acabo de mencionar.

Por supuesto, hablar de una mejora de este síndrome sólo corrigiendo una incorrecta biomecánica, sería demasiado presuntuoso e insuficiente, ya que hay muchos más aspectos complejos a tener en cuenta y a valorar.

Por suerte, la osteopatía integral también tiene en cuenta todos estos parámetros.

 

¿Quieres resolver tu síndrome del ciclista o atrapamiento del nervio pudendo? 

Todos los artículos y consejos contenidos en este artículo y página web, en ningún caso excluye, ni sustituye, cualquier tratamiento médico, fisioterapeútico, psicológico, farmacológico convencional o cualquiera relacionado en materia sanitaria, por lo cual ,ésta declina toda responsabilidad derivada de su interpretación y lectura ,así como la de los link internos que puedan existir, informando únicamente de otras fuentes alternativas de información. Consulte siempre a su especialista en medicina antes de tomar cualquier decisión sobre su salud.