619 58 37 54​⁠​ info@osteopatiagustavomartin.com

¿Sabías que 9 de cada 10 personas con dolor de espalda terminan sufriendo de hernia de disco?
La dorsalgia es uno de problemas musculares más habituales, que si no se curan a tiempo pueden derivar en patologías más serias que en muchas ocasiones suelen acabar en quirófano.

¿Sabes cómo es la operación de hernia discal lumbar? En España se realizan más de 20.000 intervenciones quirúrgicas al año. Así lo refleja el jefe del Servicio de Neurocirugía del Hospital Niño Jesús y de la Clínica La Luz,  Francisco Villarejo, en su libro  “Hernia discal lumbar: diagnóstico y tratamiento.

Un dato muy elevado y eso que sólo supone un 10 % de todos los casos constatados en nuestro país sobre esta enfermedad ya, que afortunadamente, la mayoría de las veces se consigue evitar la cirugía de la hernia discal.

Según el doctor Villarejo, la microcirugía es la mejor técnica para esta patología, con un resultado del “97 por ciento de éxito total”. No obstante, existen muchas corrientes científicas que difieren de la eficacia de la operación de hernia discal para eliminar por completo el dolor.

Desde mi experiencia personal como sufridor de una hernia discal L5-S1 (la última vértebra lumbar y la primera del sacro) y, también desde mi punto de vista profesional, como osteópata en Madrid, creo que este dato de éxito no es tan real. Así lo demuestran los distintos casos de síndrome de espalda fallida que he atendido y que escucho a otros terapeutas.

¿Conoces todos los riesgos de la cirugía de una hernia de disco? Si quieres saber cómo es su operación y sus consecuencias sigue leyendo este artículo.

 

¿Cuándo está indicada la cirugía? 

 

operacion hernia discal

 

La hernia de disco es una de las principales causas de lumbalgia aguda. Una protusión que se origina en los discos intervertebrales que hay entre las vértebras, es la que comprime las raíces nerviosas que salen de la columna y que llegan hasta las piernas. Normalmente se produce debido a esfuerzos reiterados en esta zona.

Lo habitual en España es intentar evitar el quirófano y eliminar el dolor con tratamientos como analgésicos, osteopatía y/o fisioterapia, y ejercicios de rehabilitación entre otros. De hecho, sólo una de cada 10 personas recurre a la cirugía.
Aun así, hay algunos ejercicios prohibidos para hernia discal, que debes conocer.

La ciática es uno de los motivos más importantes de la operación de hernia discal, pero hay más. Estas son algunas de las razones por las que se opta por la intervención quirúrgica de esta parte de la columna:

  • Notable pérdida de fuerza o ni siquiera puede tenerse en pie.
  • Síntomas de compresión de la médula o de varios nervios, que se conoce como síndrome de cauda equina o de cola de caballo.
  • En casos de estenosis, bien localizada en una zona concreta, o si afecta a  varios niveles vertebrales.
  • Si los síntomas de hernia discal superan las 6 semanas de duración, sin notar mejoría, e impide realizar actividades diarias normales.
  • En algunos casos, también re recurre a la cirugía de hernia de disco sin el paciente necesita una rápida recuperación por motivos laborales.

 

Operación de hernia discal mediante disectomía

 

El primer objetivo de la operación de hernia discal lumbar es descomprimir la raíz nerviosa que está afectada. Y esto se consigue extirpando la protusión existente.

La discectomía es la intervención quirúrgica más habitual  porque suele proporcionar un alivio más efectivo recurriendo únicamente a la microcirugía. Con ella se puede eliminar todo el disco intervertebral afectado o sólo una parte del mismo.

El avance de la tecnología en la medicina ha permitido técnicas menos invasivas mediante estas operaciones “mini-abiertas” o percutáneas. Se trata de la microdiscectomía, donde se realiza la operación con una incisión muy pequeña para introducir una minúscula cámara e instrumentos quirúrgicos especiales.

En los casos de hernias cervicales incluso se puede sustituir el disco dañado por otro artificial. Esta cirugía se conoce como discectomía anterior.

Estos tipos de microcirugía se suelen realizar además con anestesia epidural, acortando todo el proceso. Tanto la estancia en el hospital ( unos 2 o 3 días) como el periodo de recuperación en casa.

 

disectomia de hernia discal

 

Otros tipos de cirugía de columna

 

También existen más variantes de operación de hernia discal, entre las que te destaco las siguientes:

  • Laminotomía: se descomprime la raíz nerviosa abriendo el espacio existente entre las láminas de las dos vértebras yuxtapuestas.
  • Laminectomía: se elimina toda la lámina de una vértebra para descomprimir la raíz nerviosa.
  • Dispositivos interespinosos: colocación de un pequeño implante entre las apófisis espinosas de las vértebras. Está más indicada para algunos casos de estenosis espinal sintomática.
  • Artrodesis: fijación de dos vértebras, bien mediante un injerto de hueso o con placas metálicas.
  • Nucleotomía percutánea o por láser: intervenciones en las que no se abre, o se realizan pequeñísimas incisiones mínimas. Se recurre a esta técnica cuando el líquido discal no ha salido completamente de la pared pero el nervio está comprimido.

 

Recuperación y riesgos de la operación de hernia de disco

 

El periodo de recuperación tras una operación de hernia discal depende en parte del tipo de cirugía, pero sobre todo depende del paciente.

Lo habitual es un periodo de entre 2 y 6 semanas. Pasado el mes y medio tras la intervención, el usuario puede reincorporarse a la vida laboral.

El  cirujano encargado de la operación es quien te marcará las pautas de recuperación y los efectos y consecuencias de la misma.

No obstante, según los estudios, el dolor en el glúteo y en la pierna (en los casos derivados de ciática)  mejoran tras la cirugía y suelen desaparecer antes que la dolencia lumbar. Así, en estas primeras semanas hay que evitar sentarse en asientos bajos o en el suelo, y cargar peso.

Cualquier tipo de operación tiene sus riesgos añadidos, por pequeños que sean. En el caso de la cirugía de hernia discal suelen ser estos los más habituales:

  • Sangrado intraoperatorio
  • Infección en la zona de la incisión
  • Fibrosis post-quirúrgica
  • Lesión del nervio o alteración del líquido cefalorraquídeo (LCR) ( el riesgo es muy pequeño)
  • Contraindicaciones con algunos medicamentos que es conveniente ver en el pre-operatorio.
  • Aunque se mejore inicialmente, también es posible que surjan nuevos síntomas de hernia después.

 

cirugia de hernia discal

 

Porcentaje de éxito en una cirugía de hernia de disco

 

Llegados a este punto, si sufres esta patología ya diagnosticada, o porque te has interesado por las causas de la hernia discal y quieres profundizar o, simplemente, es porque tienes un familiar con esta patología, te preguntarás cuál es el porcentaje de éxito en una operación de hernia discal.

Si has indagado algo sobre este tema verás que existe una gran disparidad de datos, y te habrás encontrado con el término de síndrome de espalda fallida. Y es que depende mucho de la fuente que ofrezca estos resultados y del tipo de intervención que se realice.

Desde hace unos 10 años, los estudios dicen que la microcirugía consigue un porcentaje de éxito del  95% en pacientes con hernia discal lumbar. En este sentido, el jefe de Neurocirugía del Hospital Puerta del Mar de Cádiz, José Luis Gil Salú, destacó en el  XVI Simposio sobre Patología de la Columna Vertebral que sólo 3 de cada 100 cirugías de hernia discal lumbar dan problemas.

Otros estudios destacan que las tasas de éxito son superiores al 85-90% y sólo el 30% de la espaldas operadas (se incluyen más tipo de cirugías) termina en fracaso.

Así, otros datos de Sanitas dicen que entre el 10 y el 50 % de las personas sufren  este síndrome de espalda fallida de columna. En muchas de ellas el dolor continua tras la operación e, incluso en pocos casos el dolor aumenta.

No obstante, el motivo de estos fracasos no son fallos de la cirugía de hernia discal, sino una deficiente evolución durante la recuperación.

 

sindrome de espalda fallida

 

Alternativa sin cirugía mediante un protocolo integral

 

Si estás buscando alternativas a la intervención quirúrgica, existe la vía conservadora que ya he mencionado más arriba y es a la que se recurre en el 90 % de casos.

En mi siguiente artículo sobre esta temática te cuento cómo curar una hernia discal sin operación mediante diferentes técnicas complementarias.

Por otro lado, he preparado un protocolo integral de actuación para esta patología. Se trata de una guía de conocimiento probada con la que conocerás cómo gestionar tus lumbalgias desde su etapa inicial hasta su fase de mantenimiento, y cómo actuar en cada momento.

ACCEDE A MI SESIÓN DE OSTEOPATÍA ONLINE PARA HERNIAS DISCALES

Gracias a mi experiencia personal con dolores lumbares y a muchos años de estudio, he logrado dar forma a un protocolo exclusivo y personalizado  para ayudar a otros pacientes a tener un estilo de vida digno y conseguir aumentar este porcentaje del 90 %.

 

¿Tienes alguna duda sobre la operación de hernia discal?

 

¿Tienes dolores de espalda y no quieres agravarlos?