619 58 37 54​⁠​ info@osteopatiagustavomartin.com

A lo mejor la situación que te planteo en este artículo te resulta familiar.  ¿Alguna vez te has notado la lengua blanca y sucia?

Si después de cepillarte los dientes o con el paso de los días esta situación persiste, seguramente te hayas preguntado: ¿por qué tengo la boca sucia?

Y si padeces de trastornos intestinales posiblemente hayas pensado si existe alguna coincidencia entre la lengua blanca y el dolor de estómago.

Tener la lengua pastosa y sucia se puede deber a varias causas, pero también pueden ser síntomas de problemas estomacales si va acompañada de otras molestias en la cavidad abdominal.
 

La importancia del color de la lengua

 
El color y la textura de la lengua están muy relacionadas con nuestra salud. Una lengua sana tiene que tener un color rosa pálido, sin grietas y notarse las papilas gustativas, que son los puntitos rojos.

Del estado de la lengua se encarga la glosodiagnosis, que es el significado clínico de la observación de este músculo tan importante de nuestro cuerpo. Y su misión es examinar cada parte de la lengua, que está relacionada con otras zonas del organismo, así como su estructura, color y textura.

Cuando la lengua está muy seca o demasiado húmeda, cuando hay encima una capa espesa y blanquecina, o incluso tiene otro color como marrón o amarillento, o cuando nos sabe mal la boca, es un síntoma de que algo va mal.

En estos casos es recomendable acudir al médico de cabecera para que nos realice un diagnóstico aproximado.

Pero, ¿tener la lengua blanca y dolor de estómago está relacionado? Varios de mis pacientes que vienen con dolores en el abdomen o en la zona intestinal y que trato con osteopatía visceral, me lo han preguntado en muchas ocasiones.

 

lengua blanca por gastritis

 

Lengua blanca por gastritis

 
Esa lengua blanca y espesa es uno de los primeros síntomas de las inflamaciones estomacales, también conocida como gastritis.

Además de la lengua sucia, seguro que has notado otros efectos como el vientre hinchado, gases, náuseas, diarreas, dolor abdominal o, incluso, que tienes pocas ganas de comer.  Estos síntomas también van asociados a esa inflamación de las paredes de tu estómago.

La lengua blanca y el estómago claro que pueden estar conectados. A lo mejor hay algún problema en tu cavidad abdominal interior o, en el hígado, y esto hay que solventarlo con una dieta o con algunos consejos.

Seguramente se vaya en unos días, pero si los dolores son mayores y las molestias aumentan deberías acudir a tu facultativo para que te valore por si puede ser síntoma de gastritis y te proporcione el tratamiento adecuado.

 

lengua blanca estomago

 

Otras causas de la lengua blanca

 
Además de la gastritis o la hinchazón de estómago, hay otras causas muy comunes que producen ese blanquecimiento de la lengua:

  • Falta de higiene bucal: Es la causa de la lengua blanca más común de todas y se debe a la acumulación de bacterias al no cepillarte y enjuagarte de manera diaria y adecuada.
  • Candidiasis bucal:Esta lengua blanca también puede ser causada por el hongo “candida albicans”. Suelen aparecer placas o marcas blanquecinas en la lengua y en las paredes internas de la boca. Si junto a ellas tienes malestar bucal y te sangran las encías al cepillarte deberías acudir al odontólogo.
  • El tabaco: Si eres fumador tienes más probabilidades de tener la lengua sucia, ya que el tabaco provoca deshidratación de la boca y la inflamación de las papilas gustativas. Consecuencia de todo esto es la aparición de bacterias.
  • Afecciones hepáticas: Otra de las causas de esta lengua sucia, y que puedo detectar en mis sesiones de osteopatía, es por algún problema en el hígado.Puede estar lleno de toxinas y necesita una depuración.
  • Estrés. Los estados de tensión y ansiedad también pueden generar nervios en el estómago y, por tanto, hinchazón y la posterior suciedad en la boca y mal aliento.
    Si estás en esta situación, lee mi artículo cómo superar la ansiedad con medios naturales.

 

causas de la lengua blanca

 

Remedios caseros para la lengua blanca y dolor de estómago

 
Llegados a este punto, ahora te preguntarás: ¿Y cómo puedo quitar esa suciedad blanca de la lengua? Al igual que limpias tus dientes también puedes limpiar tu lengua diariamente. Puedes usar el propio cepillo o un limpiador lingual que venden en farmacias y muchos supermercados.

Independientemente de las causas que lo originen, tienes soluciones caseras para no tener la lengua sucia y a la vez ayudar a que tus defensas estén más fuertes, además de proteger tu estómago.

  • Empieza el día bebiendo un vaso de zumo de limón con media cucharadita de bicarbonatopara limpiar tu organismo, y depurar y elevar las defensas.
  • Toma mucho líquido. Bebe agua, que es la que mejor limpia el estómago, pero también zumos, al poder ser naturales. Por ejemplo de arándanos, zanahoria o manzana.
  • Come frutas que contengan vitamina C, como las clásicas naranjas, o las fresas, el kiwi, la piña o la papaya.
  • También vegetales, de los llamados antioxidantescomo las espinacas, los tomates, las alcachofas, la col blanca o las lechugas, que te ayudarán a depurar.
  • Toma un yogur natural sin azúcardiariamente para subir las defensas y para equilibrar tus bacterias buenas, tanto de la lengua como del intestino.
  • Infusión de orégano o de diente de león con manzanilla: Ambas infusiones por separado, calman la pesadez de estómago y la hinchazón, además de eliminar toxinas.

 

diente de leon

 

Estos son los principales alimentos para dar solución a la lengua blanca y al estomago, pero si quieres más consejos para tus problemas estomacales te recomiendo este artículo:

Hábitos saludables para el aparato digestivo

 

Espero que todos estos consejos te ayuden a limpiar tu estómago. Y si necesitas saber más sobre las causas de la lengua blanca, siempre puedes consultarme por el formulario de contacto o en mis redes sociales.

 

¿Quieres solucionar todos tus problemas de lengua blanca y dolor de estómago?

 

Todos los artículos y consejos contenidos en este artículo y página web, en ningún caso excluye, ni sustituye, cualquier tratamiento médico, fisioterapeútico, psicológico, farmacológico convencional o cualquiera relacionado en materia sanitaria, por lo cual ,ésta declina toda responsabilidad derivada de su interpretación y lectura ,así como la de los link internos que puedan existir, informando únicamente de otras fuentes alternativas de información. Consulte siempre a su especialista en medicina antes de tomar cualquier decisión sobre su salud.