619 58 37 54​⁠​ info@osteopatiagustavomartin.com

Si estás en esta página es porque sufres esta patología o alguien muy cercano la padece. Antes de empezar con el post de hoy quiero decirte que entiendo perfectamente cómo puedes llegar a sentirte. Y es que yo también fui diagnosticado de hernia discal L5-S1.

Esto ocurrió hace 20 años. Y desde el momento de esta primera ciática todo mi mundo giró en torno a encontrar una solución. De hecho, fue el motivo por el que me dediqué a la osteopatía.

A lo largo de todos estos años he comprendido que solo un abordaje osteopático y un altísimo grado de compromiso y disciplina con uno mismo es la única manera de poder llevar una calidad de vida aceptable. Para conseguirlo también intento mantenerme muy activo cada día y tener una actividad deportiva excelente.

La hernia discal L5-S1, que corresponde a la quinta vértebra lumbar y la primera vértebra sacra, es la protusión más habitual junto a las hernias en la L4-L5.

Desde mi trabajo actual como osteópata en Madrid ayudo a otras personas con esta enfermedad, junto con un equipo multidisciplinar. Por tanto, espero que este artículo, al igual que otros muchos de este blog, pueda orientarte y ser una parte importante de tu recuperación.

¡Vamos allá!

 

Estructura y función de la columna vertebral

La columna vertebral, en su totalidad, está destinada a sujetar y soportar todas las estructuras corporales. Es “la percha” que mantiene las relaciones posicionales y estabilidad del tronco.

Su anatomía le dota un rango de movilidad extraodinaria y, sobre todo y no menos importante, le confiere la “amortiguación” necesaria para poder realizar nuestras tareas habituales del día a día.

En una columna vertebral sana el rango de amortiguación es perfecto. Además, las fuerzas compresivas y de movilidad de cada vertebra están preparadas para afrontar y soportar las cargas perfectamente a lo largo de toda la zona cervical, dorsal y, sobre todo lumbar.

Entonces  te preguntarás: si la columna está preparada para soportar todo este tipo de cargas, ¿por qué se produce una hernia de disco? Y, también, ¿por qué es más habitual una hernia discal L5-S1 con respecto a otros segmentos?

En la función de la columna vertebral juegan un papel muy importante los discos intervertebrales. Sobre todo en su amortiguación y, en especial, en esta patología degenerativa de la columna.

Por ello, voy a explicar de manera sencilla y, sin demasiados tecnicismos, qué son los discos intervertebrales y qué papel tienen.

 

discos intervertebrales

 

¿Qué es un disco intervertebral?

Los discos intervertebrales son una estructura viscoelástica. Son como una “almohadilla amortiguadora”, que en su zona central alberga una especie de gelatina.

Los discos se encuentran entre dos vertebras adyacentes. Es decir, entre medias de dos vertebras. Una por su parte superior y otra por su parte inferior.

Estas almohadillas están compuestas por varias sustancias en su interior, como ácido hialurónico, colágeno (tipo I y tipo II) y una gran cantidad de agua mantenida por pequeñas “esponjas”, dentro de unas moléculas llamadas proteoglicanos.

La función del disco intervertebral sano y bien hidratado, es soportar una gran cantidad de fuerzas de compresión y tensión. Por tanto es fuerte, flexible y extremadamente resistente.

 

hernia de disco L5-1

 

¿Qué es una hernia discal L5-S1?

¿Por qué se produce una hernia de disco en la L5-S1? Ésta se origina cuando hay una ruptura en el anillo central dentro del disco intervertebral. Este anillo es el llamado “núcleo pulposo”.

En esta ruptura el anillo no puede contener en su interior la “sustancia gelatinosa”, que va recorriendo desde la parte más central del disco a la parte más externa (llamada anillo fibroso), hasta contactar y comprimir la raíz nerviosa de ese determinado segmento.

En el caso de una hernia en la L5-S1 sería el nervio ciático, que origina la típica ciática de la hernia discal.

 

Causas de la hernia discal lumbar 

 

Las diferentes causas por las que se puede producir una hernia discal L5-S1 son las siguientes:

  • Lesión traumática
    Son las producidas por algún tipo de accidente.
  • Trabajos que requieran mover, transportar o manejar cargas de peso excesivas.

En este apartado me refiero a los empleos donde las cargas son muy continuas y en los que además, no se adoptan las medidas necesarias de higiene postural.
Aunque esta causa es la más conocida, no es la más habitual, y es una de las creencias más erróneas dentro de los procesos patológicos de las hernias discales.
Los discos son los suficientemente resistentes para aguantar estas cargas intermitentes y por lo general siempre hay más factores agravantes que propician esta situación.

  • Disfunciones viscerales

Cualquier disfunción visceral dentro del sistema digestivo puede contraer y mantener en el tiempo una contracción en la musculatura y provocar pérdida de elasticidad del tejido conectivo. Así, pueden llegar a alterar la posición de las vértebras, qué a su vez repercuten sobre los discos comprimiéndolos constantemente en una posición incorrecta.
Las disfunciones ginecológicas en la mujer también son muy importantes. Ya no solo en patologías de hernia discal L5-S1,  si no en procesos de dolor lumbar de menos gravedad.

 

  • Sedentarismo
    Esta práctica favorece los procesos de degeneración de la columna y, por consiguiente, las posibilidades de que se produzcan procesos de artrosis y hernias de disco.

 

Descubre más sobre las causas de hernia discal.

 

hernia discal l5s1

 

Causa de la hernia de disco en deportistas 

Otra de las causas menos conocidas y, a su vez, una de las creencias más erróneas dentro de la patología discal, es que las personas que habitualmente hacen deporte no son susceptibles de llegar a encontrarse con patologías discales. Ya sea deportistas amateur como profesionales.

Como te comenté anteriormente, la inactividad propicia la degeneración temprana, mientras que una vida basada en el ejercicio físico la disminuye. Pero esto es así siempre que esta actividad física se contemple desde unos patrones de equilibrio entre el ejercicio y el control de los riesgos de lesión, al que inevitablemente estamos expuestos todos los deportistas.

En mi consulta veo habitualmente que muchos deportistas con hernia discal han sido diagnosticados de esta patología de repente, de  un día para otro.

Las hernias discales no se producen repentinamente. Éstas han sido forjadas a través del tiempo, bien por desconocimiento básico en su deporte, por técnicas erróneas de ejecución o entrenamientos no personalizados ni pautados por profesionales o, lo más habitual, por no llevar un mantenimiento corporal a través de sesiones osteopáticas.

Un seguimiento periódico evitará lesiones que muchas veces pasan inadvertidas por el deportista. No en un principio en el que sí son dolorosas, si no sobre todo en una hernia discal L5-S1 más cronificada, que es indolora o temporal en sus fases más avanzadas, y que mágicamente deja de doler un día determinado.

En realidad estas lesiones  no desaparecen solas. Solo se camuflan. Y éstas son las que a la larga, y con el paso del tiempo, pasan la factura hacia patologías más complicadas, como es el caso de la hernia discal L5-S1.

 

hernia l5 s1

 

¿Qué dolor produce una hernia de disco L5-S1? Síntomas asociados

El dolor lumbar bajo, en la llamada articulación sacroilíaca y la zona comprendida entre la quinta vértebra lumbar y el sacro, es el dolor más característico, que a su vez va asociado con un dolor glúteo.

Esta especie de “pinzamiento” recorre la cadera, la parte posterior del muslo por la zona isquiotibial y la rodilla, hasta la parte más externa del tobillo y la planta del pie, provocando la tan conocida ciática.

Si quieres saber más sobre los indicios que provocan otras vértebras lumbares, puedes encontrar más información en este artículo: “Principales síntomas de hernia discal lumbar”.

 

nervio ciatico

 

Tratamiento para hernia discal Lumbar L5-S1

Cómo te comentaba al principio de este artículo, yo no aposté por la cirugía desde un principio. Primero porque debido a mi juventud me fue desaconsejada. Y segundo por los riesgos que estos conllevaban.

Son muchos los factores que afectan a una intervención quirúrgica de hernia de disco. Puedes encontrar más información sobre ello en este otro artículo: Cómo es la operación de hernia discal y qué riesgos conlleva.

A través de todos estos años de trabajo y experimentación he comprobado, con hechos, que solo un abordaje ostepático integral junto a otros métodos naturales, es lo único que a mí personalmente me ha funcionado si quieres curar una hernia discal sin operación.

Estas rutinas las he ido incorporando a mi vida durante todo este tiempo. Y creo es que lo más importante de haberlo logrado ha sido realizarlas desde el conocimiento de saber qué hacer o qué no hacer, y cuándo hacerlo. Todo siempre a través de un control y un sistema personalizado.

Si necesitas saber más sobre el “Protocolo para la recuperación de hernias discales sin cirugía” puedes encontrar más información mi siguiente artículo.

 

¿Quieres que te ayude con tus problemas de espalda o de columna?

 

 

 

Y si quieres superar tus problemas de hernia discal L5-S1, pero no puedes acudir a alguno de mis gabinetes de Madrid, te puedo tratar con mis sesiones de osteopatía online.

Todos los artículos y consejos contenidos en este artículo y página web, en ningún caso excluye, ni sustituye, cualquier tratamiento médico, fisioterapeútico, psicológico, farmacológico convencional o cualquiera relacionado en materia sanitaria, por lo cual ,ésta declina toda responsabilidad derivada de su interpretación y lectura ,así como la de los link internos que puedan existir, informando únicamente de otras fuentes alternativas de información. Consulte siempre a su especialista en medicina antes de tomar cualquier decisión sobre su salud.