619 58 37 54​⁠​ info@osteopatiagustavomartin.com

¿Alguna vez te ha dolido el talón o la planta de los pies sin haberte dado un golpe? En personas que no realizan deporte este malestar suele aparecer a partir de los 45 años, pero los que son deportistas pueden padecer esta patología ya de jóvenes.

Aunque ya se usan diferentes métodos de la medicina convencional, actualmente existe un tratamiento para la fascitis plantar muy efectivo mediante la osteopatía estructural y la fascioterapia.

Esta dolencia, que padece aproximadamente el 10 por ciento de la población tiene su foco de dolor en el talón. Y se origina cuando el ligamento fibroso de la fascia plantar produce micro roturas por excesiva tensión. 

En casos muy extremos, también puede causar desgarros en los tejidos de la parte inferior del pie, provocando malestar e inflamación.

Pero antes de explicarte el tipo de tratamiento para la fascitis plantar que mejor te conviene, y facilitarte consejos y recomendaciones para hacer en casa, vamos a conocer rápidamente esta parte del cuerpo tan importante.

 

¿Qué es la fascia plantar?

 

fascia plantar

Esta parte del talón se compone de una lámina superficial compuesta de tejido conectivo denso que cubre y protege los músculos intrínsecos del pie.

La fascia plantar se extiende desde el calcáneo, que está en el talón, hasta la cara distal de la articulación metatarsofalángica, que es la almohadilla debajo de los dedos. Aquí es donde se divide en cinco secciones, una por cada dedo del pie.

Este tejido es una estructura con un diseño perfecto que mantiene el arco longitudinal del pie y que amortigua y estabiliza la pisada. Y es que nuestros pies son la base de la pirámide corporal.

Esta parte de nuestro cuerpo está sometida a una gran presión a través de la gravedad y pueden cambiar los puntos de apoyo fisiológicos del triángulo de sustentación del apoyo podal.

La modificación de estas fuerzas son las responsables de otros problemas articulares asociados, que si no corregimos, terminarán provocando enfermedades degenerativas, como artrosis u osteólisis. Incluso también otras patologías como tendinitis aquilea, periostitis tibial o dolores de rodilla.

Unas de las principales causantes de la fascitis plantar son las modificaciones en la forma de andar, tato si metes el tobillo hacia dentro cómo si lo inclinas hacia fuera. En este artículo te explico cómo corregir la pisada pronadora.

 

¿Hay tratamiento para la fascitis plantar con las terapias habituales?

 

dolor fascia plantar

 

Para la curar la inflamación de la fascia plantar existen varios métodos que ayudan a calmar el dolor o hacerlo desaparecer temporalmente. Están los masajes, el hielo o los estiramientos, que podemos hacer nosotros en casa.

Luego hay otras terapias que ya realiza el especialista como las infiltraciones, la punción seca o las ondas de choque. Y ya como medida drástica, la intervención quirúrgica.

Este tipo de tratamiento para la fascitis plantar simplemente se centra en la zona local. En este caso sólo trabajaríamos el síntoma pero no la causa del problema.

Y es que no obtendrás resultado efectivo si tu planteamiento a la hora de abordar esta patología no es global.

Los factores que pueden alterar la mecánica articular del pié generalmente tiene su origen en otros sistemas de compensación o articulaciones de paso, que por los efectos de la gravedad y los mecanismos de confort del cuerpo, suelen estar implicados en estos procesos.

Me refiero a otras partes de nuestro organismo como son la pelvis, la cadera, la rodilla o, incluso, los órganos viscerales.

 

Cómo curar la fascitis plantar con fascioterapia

fascitis plantar tratamiento

Desde la osteopatía integral y la fascioterapia se pueden trabajar los patrones alterados de la mecánica articular, valorando así todos los sistemas de compensación que puedan estar modificados, y comprobar si hay otro tipo de alteraciones metabólicas u óseas asociadas.

Mediante este tratamiento para la fascitis plantar con osteopatía estructural y la fascioterapia se trabajan todas esas zonas que pueden tener una implicación indirecta sobre el pie. En este sentido, lo pueden alteran como dolor reflejo y puede dar lugar a diagnósticos erróneos según la medicina alopática.

Con estas terapias que uso en mis sesiones de osteopatía los resultados son muchos más rápidos, eficaces y, lo más importante, indoloros y duraderos en el tiempo. De esta forma se producen muchas menos recidivas o se consigue la solución definitiva al problema.

Una vez que ya hemos tratado esos dolores en la fascia plantar y averiguado la causa del dolor, te enseñaré los mejores ejercicios y trucos para que puedas trabajar desde casa.

Podrás auto ayudarte, reduciendo así el números de sesiones a las mínimas imprescindibles y, también, a que puedas mantenerte físicamente tú sol@. Te destaco alguno de estas recomendaciones aquí abajo.

 

7 Consejos prácticos para paliar el dolor de la planta del pie

 

fascitis plantar tratamientoComo tratamiento para la fascitis plantar complementario a cualquier terapia para abordar este tipo de dolor, existen una serie de ejercicios y consejos que puedes hacer en casa y te ayudarán a reducir las molestias y prevenirlas.

 

1.Estirar todos los días

Los ejercicios de estiramientos diarios son esenciales siempre, incluso si no tenemos ninguna patología. No obstante, en sintonía con lo que te comentaba anteriormente, es importante cuidar de manera global todo el cuerpo.

Así, en el caso de hacer estiramientos para relajar la fascia plantar, no sólo tendrías que realizarlos en la planta del pie o en los gemelos. También hay que estirar los isquiotibiales, los cuádriceps, los glúteos o los lumbares, entre otros, para que la tensión de otras partes del cuerpo no modifiquen  tu pisada y en consecuencia la fascia plantar.

 

 

 

 

2.Estiramientos de la fascia plantar  con una toalla o goma elástica Thera-Band

 

Además de hacer estiramientos a nivel general, el estiramiento específico para la fascia plantar es fundamental.

Con la ayuda de una toalla o una banda elástica puedes estirar la planta del pié hacia ti, de manera  lenta, progresiva y sin tirones.

Coloca la parte central de la goma elástica o toalla, justo en la parte más gruesa debajo de los dedos y tracciona hacia ti de una manera suave.

Mantén la posición durante al menos un minuto. Puedes repetir la operación de 3 a 4 series.

 

estiramientos fascitis plantar

 

3. Aplicación de hielo o spray de frío sobre la fascia plantar.

En el tratamiento para la fascitis plantar, el remedio más conocido para paliar la inflamación en su fase más aguda es la crioterapia: aplicación de hielo o frío.

 Puedes hacerlo rodando una botella pequeña de agua congelada a través de la planta del pié con un pequeño masaje de vaivén longitudinal.

También puedes usar algún spray de frío, tipo Cryos o Cloretilo. Puedes hacerlo varias veces al día según tu necesidad.

 

consejos para la fascitis plantar

 

4. Baño de contrates para la fascitis plantar.

Prepara dos recipientes llenos de agua , uno de agua caliente a unos 40º, y otro de agua fría, unos 20º (puedes añadir hielo si lo deseas).

En el recipiente de agua caliente, agrega sal marina y bicarbonato de una manera generosa.

Sumerge el pié en el agua caliente aproximadamente unos cinco minutos. Pasado este tiempo lo introduces en el agua fría más o menos otro minuto.

Repite la operación durante 4 o 5 ciclos. Después sécate muy bien el pié y aplícate seguidamente la crema de frío natural antiinflamatoria.

 

5. Masaje de pies con crema de frío para aliviar la fascitis plantar. 

Puedes aplicarte cuantas veces desees, a través de pequeños masajes sobre la planta del pié, una crema de frío. Mejor compuesta con plantas naturales como Árnica, Harpagofito, etc.

Asegúrate que lleve los menos componentes químicos posibles.

Su efecto refrescante y antiinflamatorio, relajan y alivian la tensión de la fascia plantar.

Potencia su resultado aplicándolas después de los baños de contraste y por la noche antes de acostarte.

 

masaje para fascitis plantar

 

6. Recupérate rápidamente de tu fascitis plantar con antiinflamatorios naturales

En los primeros momentos de la fascitis plantar y en la mayoría de las ocasiones es difícil controlar la inflamación.

Apuesta por algún antiinflamatorio oral natural como la cúrcuma o el harpagofito, que te ayuden a mejorar el dolor sin que tu estómago sufra las consecuencias.

 

7. Asegúrate de que tu fascitis plantar no está generada por otras lesiones

En muchas ocasiones, la fascitis plantar es causada por una descompensación corporal a nivel general, como por ejemplo, una mala pisada generada por una lesión de la pelvis, de las caderas, o de las rodillas.

Recuperar las simetrías corporales y  ajustar tu biomecánica con osteopatía estructural, es fundamental para atacar este problema desde su origen y no solo desde sus síntomas.

En función de tu grado de descompensación o si tuvieras dismetría de caderas, sería recomendable estudiar el uso de plantillas, pero siempre después del restablecimiento osteopático.

Y lo mismo ocurre con el calzado para fascitis plantar específico. Hay algunos tipos de zapatos o zapatillas que ayudar a mejorar o prevenir esta lesión, pero siempre revisando previamente el sistema musculo esquelético en general.

 

dismetria de caderas

 

Ahora que te he contado cómo curar la fascitis plantar, te invito a leer los testimonios de pacientes en esta web, o en mi perfil de Facebook, que han resuelto sus dolores con las terapias manuales en alguno de mis tres gabinetes de osteopatía de Madrid.

 

 

¿Quieres probar un tratamiento para la fascitis plantar efectivo?