619 58 37 54​⁠​ info@osteopatiagustavomartin.com

Es uno de los síndromes más desconocidos y muy complicado de diagnosticar porque se manifiesta con una serie de dolores de características inespecíficas.

Me refiero al dolor en el perineo o neuralgia del pudendo.

Son muchas las personas las que ya me han preguntado por esta patología y varios los usuarios que he atendido. Por ello, hoy me voy a centrar en el dolor perineal al estar sentado, que es cuando más se acentúa este síndrome tan incapacitante.

Según la Asociación de Dolor Pélvico Perineal Crónico (ADOPEC), la neuralgia del nervio pudendo es muy habitual, sobre todo, en las mujeres de entre 50 y 70 años, aunque también tiene incidencia en hombres.

De hecho, en los varones está muy relacionado con los que practican el deporte de la bicicleta. En 1987 el neurólogo francés Gerard Amarenco detectó que la mayoría de personas que realizaban ciclismo de forma habitual (en esos años casi todos hombres) manifestaban, antes o después, un dolor intenso en esta zona del periné.

De ahí que a esta patología, aún tan desconocida se la conozca también como Síndrome del Ciclista.

Debido a todo este desconocimiento que existe hoy en día, por la zona tan concreta en la que se encuentra y la infinidad de síntomas que se entremezclan, es crucial lograr un buen diagnóstico para conseguir una solución a este dolor perineal al estar sentado

 

Cómo es el dolor en el perineo

Los profesionales médicos definen el dolor perineal como intenso y localizado en la zona íntima, que une el ano con los genitales (tanto masculinos como femeninos). De ahí que se asocie este dolor en la pelvis con algunas disfunciones urinarias y  sexuales.

Esta patología aparece cuando el nervio pudendo o, alguna de sus numerosas ramas que lo componen se daña, se inflama o queda atrapada. Por este motivo se le denomina científicamente Síndrome del Atrapamiento del Nervio Pudendo (SANP).

Por su ubicación (situada en la zona de la pelvis), el nervio pudendo cuenta con escasa movilidad. Este hecho podría confirmar que las personas que lo sufren sientan más dolor cuando están sentadas. Y es que en esta posición el pudendo tiene más limitada su movilidad y es comprimido por el resto de estructuras que lo rodean.

El dolor que manifiestan, que se podría describir como neuropático, engloba a toda esta zona pélvica, llegando incluso hasta el abdomen y incapacitándolas en  algunas funciones tan básicas como defecar u orinar, además de limitarlas en otros quehaceres diarios.

 

dolor perineal ciclista

 

Recomendaciones generales para aliviar las molestias en la zona del perineo

La postura es un factor determinante para su aparición. Por ello te voy a facilitar unos consejos generales para intentar evitar este dolor perineal al estar sentado.

  • No estés durante largos períodos de tiempo en esta postura. Intentar alternar con descansos y levantarte de vez en cando o hacer algunas de tus actividades rutinarias de pie o tumbado.
  • Evita estar sentado en superficies demasiado duras, como sillas metálicas, de plástico o de madera, que carecen de acolchado.
  • Si no, utiliza una almohada o flotador a la hora de sentarte para así aliviar toda la zona perianal. También puedes optar por cojines de asiento especiales para aliviar la presión coccígea.
  • Al ir al baño intenta subir las piernas en un reposapiés.
  • El estreñimiento o los esfuerzos a la hora de orinar o defecar tampoco son recomendables.
    Intenta mantener uno buenos hábitos saludables.
  • Muévete con más frecuencia de lo habitual. Así fomentarás el peristaltismo.
  • La terapia manual, realizada por un profesional especializado, te ayudará a movilizar toda la zona y descomprimir la tensión que se produce en el nervio pudendo.
  • No montes en bicicleta cuando estés peor. Si sueles practicar el ciclismo no te pierdas estos consejos más específicos que vienen a continuación.

 

 Consejos para reducir el dolor perineal al estar sentado sobre la bicicleta

 

dolor perineo

 

El dolor perineal y el ciclismo están muy relacionados. Así que si eres un asiduo o asidua a la bicicleta y has experimentado malestar en la zona pélvica, sigue estas recomendaciones para conseguir aliviar el nervio pudendo:

  • Plantea cambiar el sillín de tu bici. Evita que sea poco cómodo o demasiado estrecho.
  • Revisa la inclinación del sillín para disminuir el exceso de tensión en toda la zona. Si la punta está muy inclinada hacia abajo provoca que te desplaces hacia delante y te apoyes en las partes blandas. Si la punta está inclinada hacia arriba puede provocar dolor y adormecimiento en la zona de los genitales. Un sillín totalmente alineado puede llegar a aliviar estas desagradables sensaciones .
  • Elije el culotte adecuado. Usa uno cuya parte trasera tenga un buen acolchado para evitar molestias en la zona de apoyo de los isquiones, y que se ajuste bien a tu cuerpo. Que no se mueva hacia arriba o hacia abajo al pedalear.
  • Intenta no llevar ropa interior debajo del culotte. Así evitarás algunas fricciones.
  • Cambia de postura al montar de vez en cuando. Alternar posiciones contribuye a trabajar otros grupos musculares de las piernas y disminuye la fatiga de los músculos que suelen estar más implicados durante el pedaleo sentado.

 

 

En busca de la solución mediante un estudio específico del SANP

 

dolor perineal

 

Si a pesar de estos consejos tu dolor perineal al estar sentado, montar en bici o, incluso, en otras posiciones persiste, seguro que se te pasarán por la cabeza estos supuestos:

  1. Tienes la “sospecha” de tener un síndrome de atrapamiento del nervio pudendo (SANP), aunque que no tengas ninguna prueba de ello, pero te resuena toda la información que has encontrado por el camino.
  2. Has peregrinado durante mucho tiempo por diferentes hospitales y especialidades, o te han realizado infinidad de pruebas diagnósticas: radiografías, resonancias, pruebas ginecológicas, exudados, biopsias y analíticas, pero a lo largo de todo este camino y especialistas, nadie te ha hecho una valoración física.

Si es así puede que es estés confundido porque  no te queda claro si realmente tienes un verdadero SANP. Nadie te lo afirma ni te lo desmiente.

  1. Ya sabes a ciencia cierta que tienes esta patología y has probado de todo: técnicas de suelo pélvico, punción seca, dilatadores, radiofrecuencia.
    Quizá no eres partidario/a de la medicación masiva combinada de antidepresivos y las infiltraciones de lidocaína o ácido hialurónico, o no parecen mejorarte mínimamente. A lo mejor crees que puede haber “razones añadidas” que no han llegado a  descubrir, ni ellos, ni tú  y que por eso “no mejoras”.
  2. Huyes de la cirugía y solo contemplas ésta como la última opción, ya que ni los propios cirujanos te garantizan la eliminación de este padecimiento.

Si alguna de estas situaciones coincide con tu caso personal, quiero que sepas que podemos mejorar o eliminar tu dolor perineal o atrapamiento del nervio pudendo de forma natural, a partir de terapia manual.

Además, he elaborado un estudio físico muy exhaustivo  para abordar casos de síndrome de atrapamiento de nervio pudendo.

 

¿Tienes dudas de tener un Síndrome de Atrapamiento del Nervio Pudendo?

Todos los artículos y consejos contenidos en este artículo y página web, en ningún caso excluye, ni sustituye, cualquier tratamiento médico, fisioterapeútico, psicológico, farmacológico convencional o cualquiera relacionado en materia sanitaria, por lo cual ,ésta declina toda responsabilidad derivada de su interpretación y lectura ,así como la de los link internos que puedan existir, informando únicamente de otras fuentes alternativas de información. Consulte siempre a su especialista en medicina antes de tomar cualquier decisión sobre su salud.