619 58 37 54​⁠​ info@osteopatiagustavomartin.com

 ¿Suele dolerte la mandíbula, tienes problemas al masticar o chasquidos al abrir y cerrar la boca?

¿Y sabías que el dolor mandibular y los dolores de cervicales, de hombros, algunas cefaleas tensionales, las migrañas o, incluso, la dificultad en la fonación, pueden estar relacionados?

El origen en la coincidencia o alternancia de estas patologías puede estar en la alguna disfunción de la articulación temporomandibular.

Según el estudio “Desórdenes temporomandibulares”, la mitad de la población española, aproximadamente, podría sufrir algún tipo de trastorno en la ATM, que son las siglas correspondientes a esta articulación de nuestra cabeza. Este informe también revela que las mujeres de entre 15 y 45 años son las más propensas a sufrir este trastorno.

Si padeces algunas de las patologías que te he comentado al principio, y que pudieran guardar conexión entre ellas, tranquilo/a porque tienen solución. Pueden abordarse de manera manual, sin tener que recurrir al abuso de las pastillas, gracias a la osteopatía integral.

 

articulacion temporomandibular

 

Conociendo a la articulación temporomandibular

 

La  ATM es la que conecta la mandíbula con el lateral de la cabeza a ambos lados de la cara, y es imprescindible para poder hablar, masticar, tragar o bostezar de una manera normal.

Funciona como una especie de bisagra que se desliza y cuando el disco articular no está colocado correctamente, la articulación temporomandibular no funciona con normalidad.

Esta disfunción afecta a toda la zona cercana a ella pudiendo provocar rigidez en los músculos mandibulares, limitación en la mandíbula o cambios en la alineación de los dientes.

La tensión que se produce puede causar inflamación e, incluso, dolor, que puede propagarse a zonas de la cabeza o el cuello y generar las molestias descritas al principio:

  • Dolor en una o en las dos articulaciones temporomandibulares
  • Problemas para masticar
  • Bloqueo de la articulación
  • Molestias en oído que pueden llegar a ser muy intensas

 

 

Causas de la disfunción temporomandibular

Aunque los motivos por los que puede aparecer este dolor mandibular pueden ser muy variados, estas son las causas más destacadas de la disfunción en la articulación de la mandíbula:

  • Algún traumatismo o golpe en la cara o la cabeza, en deportes de contacto o por accidente.
  • Problemas derivados de la ATM como artritis, artrosis
  •  Bruxismo, que es cuando nos rechinan los dientes
  • Trastornos del sistema nervioso o procesos emocionales, como ansiedad o estrés.
  • Alguna contractura muscular.
  • Tratamientos dentales mal realizados o en las primeras semanas en las que se utiliza por primera vez una férula de descarga u ortodoncia.

 

disfuncion articulacion temporomandibular

 

En casos más comunes de dolor mandibular como las tensiones que provoca el bruxismo, pueden afectar a la parte muscular y  a las vértebra atlas y axis, generando además, dolores de cabeza y migrañas en las patologías prolongadas en el tiempo.

Estas situaciones se pueden tratar con técnicas de tejido y articulares de la osteopatía estructural. Más abajo te explico cómo lograr buenos resultados con esta terapia.

No obstante, también es recomendable consultar con el odontólogo la posibilidad de colocar una férula de descarga durante la noche para proteger las piezas dentarias. 

 

Disfunciones por trismus mandibular

Algunas disfunciones en la zona de la cara pueden ser más complicadas, como es el caso del trismus mandibular. Esta patología es la contracción máxima y sostenida de los músculos masticatorios.

La mandíbula se fija fuertemente al maxilar superior y es imposible abrir bien la boca, quedándose en no más de un centímetro de apertura.

Hay que saber diferenciar un verdadero trismo mandibular con los espasmos musculares y dolores miofasciales, que limitan la apertura y son dolorosas, pero sí nos deja abrir la mandíbula e ingerir alimentos de manera normal.

En estos casos más leves, es frecuente que nos duela por la mañana nada más levantarnos pero vaya disminuyendo a lo largo del día.

 

Beneficios de la osteopatía para el dolor mandibular

 

Entre las ventajas que ofrecen las técnicas osteopáticas para el dolor de mandíbula y las disfunciones en la zona de la ATM, me gustaría destacar las que se trabajan con las terapias craneales y las estructurales.

 

Terapia craneosacral en los trimus mandibulares

Cuando hay este tipo de dolores se suele recurrir a medicamentos como los relajantes musculares o antibióticos y drenajes en procesos de naturaleza infecciosa. Pero combinándolos, o usando como alternativa las terapias manuales como la osteopatía, se puede eliminar la molestia de una forma más rápida y efectiva.

En trismus de mucha intensidad es necesario un abordaje con osteopatía craneal y técnicas fasciales en todos los complejos afectados, desde los segmentos cervicales altos hasta la zona suboccipital, la cérvico-dorsal y los hombros.

¿Cómo lo hago en mis gabinetes de osteopatía de Madrid?

  • Mediante técnicas sutiles de impulso rítmicocorporal relajo todo el sistema nervioso y los mecanismos de defensa locales. Si no trabajamos de esta manera se activan los mecanismos de defensa del cuerpo y se pueden agravar las molestias durante un periodo de tiempo más largo.
  • Con ejercicios de movilidad articular y elasticidad de las zonas localesy las áreas relacionadas. Primero te enseñaré a realizarlos en consulta para que luego los continúes en casa.

 

dolor de mandíbula

 

Osteopatía estructural para casos de Bruxismo

En episodios de dolor de mandíbula derivados del bruxismo, es muy recomendable usar técnicas de la osteopatía estructural.

Así suelo hacerlo yo en mis sesiones de osteopatía:

  • Reduzco la tensión que ejerce sobre la mandíbula  la zona más superior de la espalda y la zona cervical.
  • Relajo toda la musculatura masticatoria con fascioterapia.
  • Libero la articulación para conseguir una apertura y un cierre de boca correcto.

 

Como especialista en ATM, con estas técnicas, totalmente indoloras, consigo que los efectos sean más duraderos, ya que trabajo en todas las partes afectadas. 

 

¿Tienes dolor mandibular o molestias en las cervicales o la cabeza?