619 58 37 54​⁠​ info@osteopatiagustavomartin.com

Con la llegada del frío muchas personas tienen más dolor en las articulaciones. Si estás en esta situación o padeces estas molestias de manera regular, posiblemente te hayas preguntado alguna vez si tienes artritis y artrosis.

Seguro que en alguna ocasión algún familiar o amigo con artrosis te ha avisado de que va a llover, y este anuncio ha coincidió con el aumento de la presión atmosférica y de la humedad en el ambiente. Suele pasar con el dolor de espalda por frío.

Los cambios meteorológicos, fundamentalmente en invierno, pueden influir en los síntomas de ambas patologías, pero no hacen que estas dolencias empeoren.

Artrosis y artritis. Ambas están relacionadas, incluso muchos tratamientos sirven para combatir las dos, pero también existen diferencias entre artritis y artrosis muy significativas.

Hoy te voy a explicar las causas y síntomas de cada una, y las terapias y productos naturales que puedes tomar para estar mejor. Pero para ayudarte a saber si padeces artrosis o artritis, o para que sepas distinguirlas, es necesario comprender algunos conceptos anatómicos básicos. 

¿Qué es una articulación?

Una articulación es la unión de diferentes partes óseas que hacen posible un  movimiento entre ellas. Las articulaciones sanas están preparadas para adaptarse en distintos sentidos de movimiento, aunque para su correcto funcionamiento necesiten del apoyo de diferentes elementos.

Estos son las fascias, los músculos, los ligamentos, las bursas, las cápsulas articulares o los meniscos. Y no nos podemos olvidar del órgano más importante de estas dos patologías, el cartílago articular.

El cartílago articular es una capa de tejido situado en los extremos de los huesos que impide el roce entre ellos y, a su vez, el desgaste de los mismos.

El buen estado de todos los elementos que componen la articulación favorecerán los movimientos fisiológicos normales que permitan, según su forma, estas articulaciones.

Y vamos allá con las enfermedades de las que hoy quiero hablarte. 

¿Qué es la artrosis?

 

¿Sabías que el 28 % de la población mayor de 60 años padece esta patología? 

La artrosis es la pérdida progresiva del cartílago articular de una articulación. Es una enfermedad degenerativa, inflamatoria y crónica, que va unida al envejecimiento. Con el paso del tiempo afectará a todas las estructuras articulares que te he mencionado antes (fascias, músculos…)

Una de las principales causas de la artrosis es una actividad profesional intensa. En el caso de los deportistas de élite, sus movimientos repetitivos y la sobrecarga de la articulación favorecen su desgaste prematuro.

Otro de los causantes de esta dolencia son los traumatismos, generalmente debido a accidentes.

La artrosis también es conocida por otros nombres como enfermedad degenerativa articularosteoartrosis. Pero no confundas esta última con la tan famosa osteoporosis, que debilita los huesos, pudiendo en un porcentaje bastante alto, ir asociada a la artritis, aunque no es la misma enfermedad.

Esta patología puede afectar a cualquier articulación, aunque las más frecuentes son las articulaciones de las manos o de la rodilla,  o la artrosis de cadera o de columna vertebral. También la del  dedo gordo del pie, llamado ‘Hallus valgus’ o más comúnmente conocido como juanete. En todas ellas produce dolor, deformidad, e impotencia funcional muscular y ósea.

artritis y artrosis 

¿Qué es la artritis?

 

La artritis literalmente es la inflamación de las articulaciones, y existen más de cien tipologías diferentes. Estadísticamente comienza a mediana edad, siendo más común entre los 20 y 40 años, afectando más a mujeres que a hombres.

Las causas de la artritis son muy variadas:

  • Enfermedades autoinmunes.
  • Roturas, fracturas óseas o postraumáticas.
  • Infecciones bacterianas o víricas: gérmenes que llegan a las articulaciones.
  • Acido úrico.

Los síntomas de la artritis más comunes son el dolor, rigidez matutina (generalmente desde los primeros 45 minutos hasta la primera hora después de levantarnos), hinchazón, deformidad  y, sobre todo, dificultad para mover la articulación afectada. Incluso, algunos tipos de artritis pueden afectar a los ojos y a la piel.

 

Tratamiento alopático de la artritis reumatoide

Seguro que te suenan los típicos tratamientos de la medicina alopática que generalmente se basan en los tan famosos aines (antiinflamatorios no esteroideos) como el acetilsalicílico, el ibuprofeno o naproxeno. Estas medicinas, tomadas durante un periodo de tiempo muy prolongado o en dosis elevadas, pueden causar efectos secundarios serios.

Además de estos medicamentos analgésicos también podemos ayudarnos de otro tipo de productos más naturales para tratar la artrosis o artritis, y que poco a poco van cobrando importancia, ya que las nuevas generaciones de colegiados empiezan, por fin, como en otros países de Europa, a darles la importancia que se merecen.

 

artritis y artrosis

 

 

¿Es la osteopatía eficaz ante la artritis y artrosis?

A nivel osteopático y fisioterapeútico se puede trabajar con resultados muy aceptables mediante distintos tipos de terapia:

  • Dentro de la osteopatía, las movilizaciones articulares en combinación con sesiones de fascioterapia nos ayudará a eliminar el dolor y la rigidez.
  • Laser y tens para producir un efecto analgésico.
  • Dentro de la termoterapia, podemos utilizar baños de parafina. La parafina es una sustancia de color blanquecina con aspecto de cera que se calienta hasta su punto de fusión, donde introduciremos las partes afectadas (generalmente las manos). Genera un alivio casi inmediato, aunque si tenemos alteraciones varicosas, flebitis, diabetes, heridas o úlceras, la utilización de los baños de parafina están contraindicados.
  • Utilización de calor, frio, o baños de contraste.
  • Suaves masajes con cremas específicas analgésicas. Los masajes te serán de gran ayuda en momentos en los que no exista inflamación.
  • Ejercicios isométricos (movimientos de contracción-relajación) en los que existe el movimiento articular. Son muy indicados en los periodos de más inflamación.
  • Movilizaciones articulares y estiramientos asistidos por tu osteópata de confianza.

 

artrosis o artritis

 

Actividad o sedentarismo frente a las enfermedades articulares

Los deportes más aconsejados para la artrosis y artritis son los que están relacionados con todo tipo de movimientos suaves y de no impacto, y que además incluyen ejercicios de estiramientos de manera activa, para así disminuir al máximo la rigidez de las articulaciones.

Como en los procesos reumáticos se pierde la capacidad de elasticidad del tejido conectivo, te ayudarán deportes como el pilates, el tai-chi, o simplemente caminar a paso ligero, o incluso algún tipo de baile.

Tu sentido común te indicará con qué frecuencia e intensidad debes realizar estas actividades, aunque  sería aconsejable como mínimo la práctica de tres o cuatro días a la semana. 

Mejora de la artritis y artrosis con productos naturales

Como te comenté más arriba, ya hay varios países de Europa que tienen integrados los productos naturales en sus sistemas de la Seguridad Social, por lo que el paciente es libre de decidir con cuál de ellos tratarse.

Cuando esto sea una realidad en España, te aconsejo utilizarlos, fundamentalmente por su gran ayuda terapéutica y sus inapreciables o nulos efectos secundarios. Eso sí, siempre aconsejados por un médico naturópata o bajo la supervisión de tu médico especialista o de cabecera.

Aquí te explico dos remedios naturales para la artritis y la artrosis que pueden ayudar con esta enfermedad:

HARPAGOFITO

Este potente antiinflamatorio natural con capacidad analgésica, conocido como el sustituto del ibuprofeno, es una planta que se cultiva en el sur del desierto de África. Su principal ventaja es que no daña el aparato digestivo. Incluso puede mejorar la inflamación del mismo en problemas digestivos como flatulencias o distensiones abdominales.

Además, los efectos del harpagofito se mantienen en el tiempo una vez que deja de tomarse, por lo que el proceso curativo sigue adelante durante algunos meses.

Mientras, no es recomendable su ingestión en embarazadas ni personas con úlcera gástrica.

BARDANA

También llamada ‘agarraropa’, es una planta muy común que incluso podemos encontrar aquí cerca, dentro de la Casa de Campo en Madrid. Sus raíces tienen un potente efecto depurativo natural que favorece los procesos de eliminación del cuerpo.

La Bardana también es muy efectiva sobre las enfermedades crónicas de la piel ya que elimina el exceso de acido úrico.

remedios naturales para la artritis

 

Tanto en el caso del harpagofito como en el de la bardana es aconsejable tomarlos disueltos en agua, aunque lo más habitual es encontrarlos en cápsulas o comprimidos. Los dos son compatibles entre sí y, hasta el momento no se ha encontrado ningún tipo de contraindicación con las medicamentos de la medicina clásica.

Dentro de los productos naturales regeneradores de cartílago que podemos encontrar en herbolarios, y además son utilizados mundialmente incluso dentro de la medicina alopática, te recomindo los compuestos formados por condroitina, glucosamina, ácido hialurónico y msm.

Estos productos son grandes regeneradores y puedes encontrarlos por separado o combinados en herbolarios especializados y en algunas farmacias. Descubre los beneficios del colágeno con magnesio

Alimentos para la artrosis y la artritis

 

Para cerrar esta guía sobre las semejanzas y diferencias entre artritis y artrosis, quiero recomendarte algunos alimentos que te pueden ayudar a mejorar cualquiera de estas dos patologías sobre inflamaciones crónicas.

  • Zumo de patata: toma una cucharada sopera al día de patata licuada. Tiene un efecto alcalanizante muy potente. Además, será mucho más efectivo si lo tomas en ayunas. Incluso, puedes agregarla en ensaladas.
  • La cúrcuma y el jengibre: son dos grandes antiinflamatorios que puedes agregar diariamente a tus platos. Son antioxidantes con efecto antienvejecimiento.
  • Uña de gato:una planta también antiinflamatoria ideal para las enfermedades del sistema inmune, como la fibromialgia. Puede combinarse perfectamente con la cortisona para reducir los efectos secundarios de esta.
  • La ortiga verde: una planta para la artrosis que después de escaldarla en agua caliente tiene un fuerte efecto curativo. Contiene todos los minerales necesarios para mantener los huesos en perfecto estado y la puedes usar en ensaladas.
  • Ajo: es el sintrón natural. Desde tiempos ancestrales ha sido usado en las enfermedades reumáticas. Además de desinfectar el aparato respiratorio, corrige la sangre espesa y baja la tensión arterial. Es recomendable tomarlo macerado y no frito, y mejor durante la cena.

También te ayudarán a mejorar la artrosis y la artritis estos alimentos: acelgas, berros, lechugas, pimientos, remolachas, coles, manzanas, cacahuetes y zumo de limón en pequeñas cantidades.

Por su parte, los productos menos aconsejables y que deberías evitar para tus articulaciones son:

  • El hígado
  • La caballa
  • La cerveza
  • Los tomates
  • Las espinacas

 

Estas dos  enfermedades degenerativas están relacionadas, pero existen importantes diferencias entre artritis y artrosis. Hay que aprender a vivir con ellas, pero espero que con estos consejos y sugerencias que te he ofrecido te ayuden a mejorarlas. 😉

De todas formas, te en cuenta esta frase:

“Nada se puede curar sin un compromiso activo de cuerpo y mente”.

 

Si tienes cualquier duda puedes contactar conmigo o venir a verme a mis centros de osteopatía en Móstoles, Pozuelo y Madrid-Goya.

También puedes encontrarme en Facebook. Te espero y te animo a seguirme para estar al tanto de otros artículos como este, u otros relacionados con esta enfermedad como es la artrosis cervical.

 

 

Todos los artículos y consejos contenidos en este artículo y página web, en ningún caso excluye, ni sustituye, cualquier tratamiento médico, fisioterapeútico, psicológico, farmacológico convencional o cualquiera relacionado en materia sanitaria, por lo cual ,ésta declina toda responsabilidad derivada de su interpretación y lectura ,así como la de los link internos que puedan existir, informando únicamente de otras fuentes alternativas de información. Consulte siempre a su especialista en medicina antes de tomar cualquier decisión sobre su salud.